Ford muestra soluciones para tener ciudades más limpias, silenciosas y con menos tráfico vehicular

Ford, la compañía global automotriz, desarrolló un algoritmo inteligente que podría impulsar el uso de vehículos eléctricos identificando los lugares más beneficiosos para instalar estaciones de carga a través de información proporcionada por el big data.

Los científicios de Ford desarrollaron esta solución basado en datos extraídos a partir de más de un millón de kilómetros de conducción que incluyen dónde se detuvieron los vehículos, para identificar los lugares que podrían ayudar a los conductores a integrar la carga dentro de sus rutinas de conducción, en lugar de realizar recorridos específicos a lugares fuera de su camino.

Tras un análisis en profundidad en el área metropolitana de Londres, el equipo llegó a la conclusión de que sería posible mejorar significativamente el acceso a puntos de carga en ruta mediante el despliegue de un número relativamente pequeño de estaciones de carga rápida estratégicamente situadas.

“Ser capaces de analizar y aprovechar las enormes cantidades de datos que están disponibles a través del uso de vehículos existentes puede marcar una diferencia real en lo fácil que nos resultará movernos por las ciudades del futuro», ha asegurado John Scott, jefe de proyecto de City Data Solutions de Ford Mobility. «En Ford tenemos el compromiso de ofrecer vehículos inteligentes para un mundo inteligente, incluyendo vehículos eléctricos que contribuirán a que ciudades y pueblos sean más limpios y silenciosos. Pero también queremos intentar utilizar los datos para ayudar a mejorar la eficiencia de la inversión en la infraestructura necesaria para apoyar ese enfoque», agregó.

Sobre el Informe Ford City Data Solutions

Como parte de su amplio informe Ford City Data Solutions, publicado en diciembre de 2018, Ford equipó 160 furgonetas conectadas con un sencillo dispositivo enchufable para registrar datos de sus trayectos. Con el consentimiento de los participantes, se generó más de 500 millones de puntos provenientes de los datos de más de 15.000 días en los que se usó el vehículo, los cuales fueron enviados a la nube para su análisis.

A partir de estos datos, recogidos durante un período de ocho meses, que el equipo de Global Data Insight and Analytics de Ford pudo identificar dónde serían más útiles los puntos de carga para una flota. Aunque los vehículos de las pruebas no eran eléctricos, fue posible entender su funcionamiento y prever su capacidad para acceder a los puntos de carga como si lo fueran.

Al ver los desplazamientos de los vehículos, dónde se detienen y durante cuánto tiempo, se puede identificar formas de integrar la carga en los trayectos habituales, especialmente para empresas cuyos conductores pueden realizar múltiples paradas, por ejemplo, compañías de reparto. Es un enfoque que Ford prevé que podría extenderse a otras ciudades, utilizando datos procedentes de vehículos conectados, y permitir que estas planifiquen más eficazmente cómo invertir su presupuesto de infraestructuras.

Flota de pruebas en Londres

De unas pruebas de flota relacionadas en Londres, en las que participaban 20 Transit Custom híbridas enchufables (PHEV), Ford también concluyó que las flotas operaban en modo totalmente eléctrico durante el 35% de su tiempo en carretera, aumentando al 45% en el área metropolitana de Londres, y al 68% en el centro de Londres.

Sin embargo, durante las pruebas -basadas en 80.000 kilómetros de recorridos de la flota híbrida enchufable- no se registró ningún uso de instalaciones públicas de carga. Además, en promedio los vehículos empezaban el día con sólo un 45% de carga, lo que pone en evidencia el valor que podrían añadir los puntos de recarga en ruta. También se concluyó que los operadores fueron mejorando en la carga efectiva de vehículos, principalmente en sus bases, a medida que pasaba el tiempo.

Las estaciones de carga rápida pueden proporcionar hasta un 80% de carga de batería en un plazo de entre 30 a 40 minutos. Actualmente, hay más de un millón de autos eléctricos en Europa y se espera que en todo el mundo los vehículos eléctricos representen la mayoría de las ventas de vehículos nuevos y un tercio de todas las flotas para el año 2040. Pero ya existe la preocupación de que haya un déficit en la provisión de puntos de carga.

Anteriormente, Ford anunció cómo el big data podría ayudar a hacer las ciudades más seguras, al destacar dónde podrían ocurrir futuros incidentes de tráfico. Y la compañía anunció la semana pasada una amplia gama de nuevos vehículos bajo el nuevo sello Ford Hybrid. La completa gama de 16 modelos electrificados anunciada en Ámsterdam, que incluye desde modelos compactos hasta SUV’ s y modelos de transporte de pasajeros, con una SUV de alto rendimiento inspirado en el Mustang y un vehículo de transporte totalmente eléctrico en camino. En el futuro, todos los vehículos eléctricos contarán con el apoyo del consorcio IONITY, cuyo objetivo es construir 400 estaciones en lugares clave de Europa para 2020.

«La electrificación cambia el modo en que conducimos y abastecemos nuestros vehículos. Somos conscientes de que el tiempo y el comportamiento de carga son fundamentalmente diferentes para los vehículos eléctricos con respecto a los modelos tradicionales, en los que la recarga con gasolina o diesel puede realizarse en tan sólo 5 minutos», afirma Scott. «Al localizar estos puntos de carga adicionales, hemos intentado tener en cuenta los patrones de conducción y parada habituales para encajar la recarga en las tareas diarias de los conductores».

Fuente: Ford Perú

 

13-04-2019