Citroën celebra 70 años del modelo 2CV

El 2CV, conocido en América Latina como «la Citroneta», un modelo popular y sencillo que permitió a miles de familias poseer su primer vehículo, cumplió 70 años de vida y Citroën lo celebró en el Paris Motor Show con un evento dedicado a destacar sus virtudes.

El presentador de «Vintage Mecanic», François Allain, autor de un libro que trata exclusivamente sobre el 2CV, relató el largo recorrido de este noble modelo desde su estreno en el Paris Motor Show de 1948. Si bien sus formas redondeadas fueron motivo de bromas, lo cierto es que muchos vieron en él las cualidades que les faltaban a otros modelos de la época: simplicidad, ligereza, agilidad, comodidad y versatilidad. Todo un avance en un auto económico.

El proyecto del 2CV venía de muy atrás, en 1936, bajo el nombre de TPV (Toute Petite Voiture, o Auto muy pequeño). Para 1939, el TPV estaba listo para ser lanzado al mercado, pero la Segunda Guerra Mundial llegó y hubo no solo que detener la producción sino destruir o esconder los autos ya fabricados. Terminada esta, Citroën pudo revelar al mundo su tesoro escondido, esta vez bajo la denominación de 2CV.

La Citroneta se convirtió en un fenómeno de ventas que atravesaba edades y rangos sociales. En Argentina, el caricaturista Quino le dio al papá de Mafalda un 2CV para trasladar a su simpática familia.

El 2CV (nombre que se refiere a los dos caballos de vapor de potencia) se fabricó hasta el año 1990. Se vendieron 5,1 millones de unidades, incluyendo la versión furgoneta de este modelo. De entonces a ahora, el 2CV entró a la historia y se convirtió en un ícono de la excelencia de su fabricante, Citroën.

12-12-2018